CicloTurismo: Impacto en la economía local?

perezosos

Foto: fuente externa

Por: Juan Fco. Conde

¿Sabes qué es cicloturismo?

Podemos definir el cicloturismo como el resultado de viajar, conocer y disfrutar nuevos lugares utilizando la bicicleta como medio de transporte. De forma económica esta actividad nos permite entrar en contacto con la gente, su estilo de vida, sus paisajes, sabores y costumbres. Permite además vivir experiencias que difícilmente podríamos disfrutar al viajar en otro tipo de vehículos.

Luego de esta introducción he llegado a la conclusión que estamos presenciando el auge en el país de este tipo de turismo. Los grupos de ciclismo a nivel nacional han dado los primeros pasos para impulsarlo, incluso sin proponérselo, al realizar casi mensualmente eventos y actividades que concentran, en muchas ocasiones, a centenares de ciudadanos que se trasladan de un pueblo a otro.

Puedo afirmar sin temor a equivocarme que el movimiento económico que se desprenden de estas actividades nunca han sido blanco de atención para el diseño de políticas de Estado referentes a este tema. Ni el gobierno, o en su defecto, el Ministerio de Turismo, no ha dado seguimiento a tales movimientos.

Quiero destacar con esto que cada vez que un grupo hace un invitación a su pueblo natal, incentiva la economía de esa ciudad por la cantidad de ciclistas que responden a los llamados a recorrer sus trillos, montes y ciudades. Tal es el caso, por poner sólo algunos ejemplos, de Los Perezosos quiénes reúnen a casi 2,000 ciclistas en la ciudad de Moca, o Ciclo MTB con su evento anual a Cabrera. En la Capital tenemos el caso muy conocido por todos que es el colmado El Primaso, dejó de ser un colmado pequeño a convertirse en el oasis y destino de todo ciclista que visita los trillos del Higuero.
caribe-tours
¿De qué forma ayudan estos eventos a la economía local?. De diferentes maneras: el público compra y consume en los negocios de esa localidad; es dinero limpio que llega desde la ciudad Capital y de otros rincones del país; incentiva la creación de nuevos negocios y empleos, etc.
Deberíamos, unidos, hacer un llamado de atención a las autoridades para que apoyen y faciliten el desarrollo de lo que en el futuro podría representar un aumento en la cantidad de turistas, la variedad en la oferta turística, una nueva fuente de generación de divisas.
Por otro lado, en la ciudad de Santo Domingo esto representa una oportunidad que no se debe pasar por alto para concluir y desarrollar la ciclovía iniciada en la gestión del alcalde Roberto Salcedo. Se preguntaran ¿por qué viene esto a colación?, bueno la respuesta tiene que ver con el desarrollo de hoteles de alta gama en la Av. Winston Churchill, la Abraham Lincoln y el polígono central de la ciudad de Santo Domingo.
Una idea al aire es que se pudiese ofertar paseos guiados por la ciudad, recorridos por los malls y plazas de las avenidas antes mencionadas. Se podría hacer un corredor para conectar, vía el expreso 27 de febrero, con la remozada Zona Colonial. Estoy seguro de que se podría desarrollar nuevos tipos de negocios en estas áreas referentes en torno al ciclismo.

Nuestros ciudadanos podrían además imitar la acción del extranjero al ver su ejemplo en las calles.

El estado se vería en la obligación de asegurar estas zonas para evitar el descrédito a nivel internacional por accidentes o robos a turistas tal como se realizan actualmente en nuestro país, los operativos en las playas, zonas turísticas y la Zona Colonial.

Nos colocaría en el ojo de los organismos internacionales que procuran el desarrollo verde de la naciones.

Nuestra ciudad posee las condiciones geográficas por su corta distancia entre los puntos más lejanos, la planicie, y sólo algunos farallones en la zona urbana. La ciudad posee lugares públicos como parques, plazas, hostales para turismo económico, servicio de alquiler de bicicletas y tours urbanos guiados.
En un futuro no lejano son pasos muy buenos para el cicloturismo, pero aun no lo es desde el punto de vista de la movilidad urbana.

 ¿Qué necesitamos mejorar?

Debemos de mejorar ciertos puntos que ya hemos tratado en un post anterior, titulado: “¿Sostenibilidad, moda o conciencia del uso de la bicicleta?” para poder dar a conocer nuestras ciudades y pueblos al mundo como un destino de cicloturismo.
  1. Crear normativas y leyes para protección del ciclista y el peatón.
  2. Mejorar las condiciones para los ciudadanos que se movilizan en bicicleta en forma habitual.
  3. La construcción de infraestructuras adecuadas y de calidad (ciclovías, ciclobandas, ciclopistas) para fomentar el espacio compartido entre las ciudadanía.
  4. Ciclo-parqueaderos públicos.
  5. Rentas de bicicletas en las principales vías.
  6. La intermovilidad.
Ojalá las autoridades tomen esto como un estímulo para potenciar la capital y el turismo interno, y no solo como una opinión más.
Anuncios