Nuestro país se caracteriza por concentrar grandes cantidades de población entorno a núcleos urbanos concretos. De hecho, según los datos facilitados por la Oficina Nacional de Estadísticas del año 2012, más de un 74% de la población reside en zona urbana (con un crecimiento superior al 3% anual), mientras que apenas el 25.7% reside en zonas rurales (con un crecimiento igual al crecimiento de la zona urbana).

De este modo, y según las estimaciones de la propia ONE, en el 2020 el 82% de la población residirá en ciudades y apenas el 18% restante en zonas rurales.

Como cabe pensar, el hecho de concentrar núcleos de población entorno a zonas urbanas comporta numerosas ventajas para el ciudadano desde el punto de vista de la movilidad, pues las distancias a recorrer se reducen considerablemente gracias al gran número de bienes y servicios situados en radios relativamente pequeños. No obstante, esta concentración también implica un grave problema a la hora de gestionar los movimientos de sus habitantes, pues resulta complicado controlar de forma efectiva los millones de desplazamientos que se producen a diario en las grandes urbes.

En vista de esta problemática fue desarrollado el Plan Estratégico Nacional de Seguridad Vial de Peatones República Dominicana 2020-2023.

Descarga Aquí…