La mercancía más importante que se intercambia en una ciudad es la conversación, la información cara a cara. En consecuencia es muy importante el bar, el restaurante, la tienda. El urbanismo debe garantizar, como mínimo en las áreas densas, que en cada manzana los bajos sean lugares de encuentro, tiendas y sobre todo cafés, el equipamiento más importante de la ciudad.

Director de Planeamiento de Londres, 1995

Fuente: La ciudad es la gente